Videojuegos del destape
Videojuegos del destape

Videojuegos del destape

Toda una generación de jugadores hemos nacido a finales de los años 70 y principios de los 80, por lo que hemos coincidido en los 90 en la época dorada de las salas recreativas. Y no hay que hacer un complejo cálculo para deducir que en esa época estábamos pasando la adolescencia, por lo que en ocasiones se mezclaban ahí varias de nuestras aficiones (videojuegos, anime) con la época del esplendor de la efervescencia

Cuando hace unos años (tres ya) me sugirieron escribir un artículo sobre recreativas eróticas lo primero que pensé fue que no había tantas, yo conocía únicamente el Gals Panic. Pensaba que la mayor parte de los juegos eróticos o porno se encontraban en PC y otros ordenadores (la época de los ordenadores 8 bits, cuyos juegos eróticos fomentaban la imaginación del jugador más que su líbido), pero que el mercado recreativo era relativamente virgen1. Sin embargo, a la hora de documentarme para este artículo me he encontrado con que existieron bastantes juegos, aquí voy a comentar algunos de los más famosos…

Gotcha!

Gotcha_flyerVale, empezamos flojos. Este no era un juego erótico en absoluto, pero como estos días estoy a tope con la documentación de la época de Atari me he encontrado con esta curiosidad. Gotcha! era un juego de Atari de 1973 que consistía en atrapar al oponente, del gato y el ratón, en un escenario que iba cambiando a lo largo de la partida. La parte erótica del juego estaba en que el diseño de la máquina, de George Faraco, tenía unos controles peculiares. A Faraco le parecía que las palancas de las recreativas recordaban a falos, por lo que en este juego quiso compensarlo con un control esférico de goma rosa, vamos, que simulaba unos pechos. Este prototipo inspiró al publicista de turno a hacer una promoción con un tipo que atrapaba a una mujer en camisón junto a la recreativa con sus controles femeninos. Cuando el juego se lanzó finalmente, los controles eran los habituales de palanca.

Pastel Gal

Pastel Gal
Pastel Gal

Nichibutsu fue una compañía de videojuegos que lanzó un montón de juegos arcade entre los 70 y 90, incluyendo algunos de índole adulto bajo el sello Sphinx. Pastel Gal fue un juego de esta compañía lanzado en 1985 en el que jugaremos al mahjong contra mujeres a las que si vencemos les iremos quitando la ropa. También tenía un modo de juego en el que se veían a mujeres haciendo el Bubble Dance (lo que quiera que sea eso) mientras se iban quitando la ropa hasta quedar en bañador.

Pensemos en el año de lanzamiento, la resolución tenía que ser tan penosa que había que echarle mucha imaginación para considerarlo erótico… lo puse en esta lista porque me pareció curioso que a alguien se le haya ocurrido mezclar dos conceptos tan alejados como el mahjong y mujeres desnudas, aunque, todo hay que decirlo, no fue el único juego en hacerlo.

Pocket Gal

Pocket Gal
Pocket Gal

Pocket Gal es un juego de billar creado por Data East en 1987 que era una versión de un juego anterior, Side Pocket, al que se le añadía el componente mujeres desundas. Las fases eran partidas de billar en las que había que superar una determinada puntuación para conseguir el objetivo (desnudar a la oponente). Las puntuaciones se lograban a base de introducir las bolas en un orden concreto y conseguirlo en el menor número de tiradas. Cuando se obtenía la puntuación la chica se quitaba la ropa, y así hasta cuatro mujeres. Tuvo una segunda parte, Pocket Gal Deluxe, lanzada en 1993.

Puzznic

Puzznic
Puzznic

Taito lanzó en 1989 un juego de puzzles llamado Puzznic, en el que había que juntar piezas de colores para pasar las fases. Cada nivel tenía de fondo un muro de ladrillos que, a medida que se superaban las fases, se iba derribando para descubrir detrás a una mujer con poca ropa (y cada vez menos).

Cuando el juego se exportó a occidente, la componente erótica fue retirada, así como en las versiones domésticas (Spectrum, Amiga, PC Engine, NES, GameBoy…), exceptuando la de FM Towns.

Gals Panic

En 1981 Taito lanzó al mercado su recreativa Qix, que consistía en ir consquistando la pantalla a base de recortes sin que te tocasen unos enemigos que andaban dando vueltas. El juego tuvo éxito y fue portado a las plataformas dométicas de la época. Tuvo una segunda parte en 1987, Super Qix, que incluía imágenes de fondo que se iban descubriendo a medida que íbamos recortando la pantalla, pero estas imágenes no eran eróticas.

Gals Panic
Gals Panic

Eso cambió con el Gals Panic, juego lanzado en 1990 por Kaneko, que básicamente era un Qix en el que el objetivo era ir descubriendo fotos digitalizadas de modelos asiáticas con poca ropa (y cada vez menos si se avanzaba en el juego). Además, para cachondeo hacia el jugador, había eventos que provocaban que la imagen de fondo pasase a ser un animal o un ninja, algo completamente antierótico. Cuando el juego llegó a Estados Unidos se censuró mediante la inclusión de sujetadores para tapar los pechos de las modelos, por lo que probablemente si aquí llegó la versión sin censura fue gracias a la tremenda piratería (porque sí, amigos, hubo mucha piratería en los salones recreativos).

Hubo un montón de secuelas a lo largo de toda la década, no todas eróticas, en las que fueron cambiando las modelos por dibujos estilo manga. También tuvo un montón de clones y copias, entre las que podemos destacar el Panic Street, juego también de Kaneko (se copiaron a si mismos) que no incluía imágenes eróticas; el Perestroika Girls (en la imagen inferior), que tenía imágenes de chicas en blanco y negro aunque al final aparecían en color (con una paleta muy básica); la saga Fantasia, que por algún motivo el jugador escogía el personaje a manejar entre Terminator, Robocop, Rocky Balboa e Indiana Jones entre otros; o el Miss World 96, que tenía unas imágenes mucho más explícitas.

Perestroika Girls
Perestroika Girls

Pipi & Bibi’s

Pipi & Bibi's
Pipi & Bibi’s

Este juego, conocido en Japón como Whoopee!, fue creado por Toaplan en 1991. Era un juego al estilo del Elevator Action en el que el objetivo era poner una bomba en unos ordenadores en un edificio. Al pasar una fase aparecería una mujer vestida, y a medida que se avanzase en el juego la mujer aparecería con cada vez menos ropa, hasta quedar desnuda.

Splash!

Splash!
Splash!

También conocido como Painted Lady, era un juego de la empresa española Gaelco que salió en 1992. Era un concepto similar al Gals Panic, pero en lugar de hacer recortes en la pantalla, en este caso pintábamos con un pincel a las chicas ligeras de ropa.

Lady Killer

Lady Killer
Lady Killer

Este juego de Mitchell Corporation de 1993 era otra variante de ir destapando la imagen oculta, en la que el jugador manejaba a un buceador en una especie de piscina en la que al sumergirse y al salir del agua se daba la vuelta a una tesela, revelando una imagen de una chica. Tanto en la superficie como en el agua había una serie de enemigos a los que esquivar.

Dancing Eyes

Dancing Eye
Dancing Eye

Dancing Eyes era un juego creado por Namco en 1996 en el que el jugador controlaba a un pequeño mono que iba recorriendo un escenario 3D en el que al hacer secciones cerradas se iba recortando, algo así como una mezclas de las mecánicas de Qix y Pac-Man. Por supuesto, el escenario 3D que se recorría era habitualmente la ropa de una chica que iba desapareciendo hasta dejarla en ropa interior, momento en el que durante unos segundos se ponía a hacer algún gesto (bailar o alguna cosa similar) y el jugador podía hacer más o menos zoom con la palanca. En teoría este juego nunca salió de Japón.

Sexy Parodius

Sexy Parodius
Sexy Parodius

Parodius es una saga desarrollada por Konami que parodiaba a otra saga de la misma compañía, el shooter de scroll horizontal Gradius. Sexy Parodius, la cuarta entrega de la saga, nos encontraremos con enemigos y escenas entre fase con mujeres semidesnudas. Por supuesto, como todo buen juego de este género, era complicado a rabiar. Hubo versiones domésticas para Sega Saturn, PlayStation y PSP, pero nunca llegaron a occidente.

Hubo una infinidad de títulos más, pero creo haber cubierto los más conocidos y alguna que otra rareza del género que me ha sorprendido. Podéis dejar algún comentario si hay alguno que conocierais que haya dejado fuera, o si os gustaba especialmente alguno.

Bibliografía

  1. Eh, eh, ¿lo habéis pillado? Vale, pegadme ya. []

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *