Mascotas noventeras

Mascotas noventeras

Hace 25 años vio a la luz el primer juego de Sonic para Megadrive. El erizo azul fue un éxito rotundo que provocó la venta de miles de la consola de 16 bits de Sega y representa el momento más feliz de la compañía. El personaje no sólo protagonizaría infinidades de secuelas de todo tipo, si no que sería usado en todo tipo de juguetes, cómics, series de televisión… un fenómeno cultural a principios de los noventa.

Aunque tuvo sus predecesores, Sonic asentó en el mercado de los videojuegos el concepto de mascota y provocó que todas las compañías de la época se lanzasen a desarrollar sus propios personajes para llamar la atención de los chavales. Casi todos ellos tendrían en común ser animales antropomórficos, tener un aire de malote tan típico de la época y protagonizar juegos de plataformas. Repasemos hoy unas cuantas de estas olvidadas y no tan olvidadas mascotas que surgieron bajo el amparo de los 16 y 32 bits…

Seguir leyendo