Historia de los videojuegos

ET

Publicado el 04/05/2014. Escrito por . 2 comentarios

Hace unos días se montó un gran revuelo acerca del desenterramiento de los viejos cartuchos de ET en el desierto de Alamogordo, Nuevo Mexico. Pero ¿cuál fue la historia detrás del infame juego de Atari? Todo lo que hay detrás de este cartucho pertenece a un capítulo apasionante de la historia de los videojuegos, la llamada crisis de 1983, pero el juego del extraterrestre es una parte de esa crisis que merece ser contada aparte.

A finales de los setenta Atari estaba en la cresta de la ola, prácticamente había creado el negocio de los videjuegos, y se había convertido en una de las compañías americanas de mayor crecimiento de la época. Una serie de aciertos por parte de uno de sus fundadores, Nolan Bushnell, habían llevado a la empresa a un éxito enorme que los puso en el punto de mira de las empresas de entretenimiento más importantes del país.

El premio se lo llevó Warner Communications, que en 1976 compró Atari por alrededor de 30 millones de dólares a Bushnell. En los años siguientes la compañía de videojuegos siguió creciendo, llegando a generar un tercio de los ingresos de Warner.

Sin embargo los ochenta no comenzaron bien, surgió una competencia feroz, y una serie de malas decisiones les llevó a estar necesitados de nuevos éxitos que relanzaran las ventas de cartuchos de la 2600. Su principal estrategia sería la de adaptar éxitos de las salas recreativas a su consola, empezando por el juego de mayor popularidad: el Pac-Man. En 1982 lanzarían la versión doméstica, poniendo más copias en el mercado que consolas había en hogares, esperando que el juego fuera un reclamo para vender más consolas. El juego fue un éxito, habían vendido 7 millones de copias, pero de una calidad tan baja que causó una tremenda decepción a muchos compradores. Y no resultó ser el reclamo que esperaban.

Licenciando ET

Su siguiente intento de reflotar las ventas de la Atari 2600 fue la adaptación de la película más taquillera del año: ET el extraterrestre. La idea de la compañía era hacerse con los derechos del film de Spielberg y lanzar el videojuego a tiempo para la campaña navideña. Además, si la cosa salía bien Warner podría ganar la posibilidad de que en el futuro Spielberg hiciese películas bajo su sello.

Atari en la época de Warner. Ray Kassar es el de la derecha del todo.
Atari en la época de Warner. Ray Kassar es el de la derecha del todo.

Steven Ross, CEO de Warnter en aquella época, fue el que se encargó de hacer las negociaciones, desoyendo los consejos de Ray Kassar, presidente de Atari, que no veía claro hacer una adaptación de una película a videojuego. Pac-Man había sido una decepción y esperaban que el juego del simpático extraterrestre relanzara en un 50% las ventas en el último cuarto del año.

Steve Ross me llamó. Estaba ansioso por conseguir que Spielberg hiciese películas para Warner, y dijo que acababa de conseguir un acuerdo con Spielberg para producir ET en cartucho.
Me preguntó qué pensaba. Dije “creo que es una idea muy tonta. Realmente nunca hicimos un juego de acción basado en una película.”
Y el dijo “bueno, también garanticé a Spielberg 25 millones de dólares en royalities independientemente de lo que hagamos”1.
(Ray Kassar)

Un desarrollo destinado al fracaso

Las negociaciones para licenciar ET terminaron en julio de 1982. Habían prometido lanzar el juego a tiempo de la campaña navideña, lo que dejaba muy poco tiempo para el desarrollo. Por aquel entonces crear un juego, desde la programación hasta la manufacturación de los cartuchos, llevaba alrededor de seis meses, un tiempo muy superior al que tenían para preparar el juego del alienígena.

Teníamos literalmente sis semanas para producir un juego totalmente nuevo, manufacturarlo, empaquetarlo y distribuirlo. Era un desastre. Los programadores lo odiaban. Nadie quería el juego.
Entonces él (Ross) nos ordenó producir casi cinco millones de esos juegos. Le dije “Steve, eso es una locura. Nunca hacemos cinco millones de un producto hasta haber hecho un estudio de mercado”.
Él dijo “bueno, va a vender muy bien por Spielberg y ET”, así que hicimos cinco millones y prácticamente todos fueron devueltos.
(Ray Kassar)

Nadie en Atari quería hacerse cargo del proyecto, era un desarrollo maldito y sin tiempo para hacerlo. Finalmente Kassar recurrió a Howard Scott Warshaw, un joven programador que ya tenía en su haber un par de títulos que habían vendido muy bien, Yar’s Revenge y En buscar del arca perdida. Además, gracias al juego de Indiana Jones tenía el visto bueno de Spielberg.

Warshaw (derecha) entregando un cartucho de Indiana Jones a Spielberg
Warshaw (derecha) entregando un cartucho de Indiana Jones a Spielberg

Kassar llamó a Warshaw desde un hotel en Monterey, California, donde se estaban llevando a cabo las negociaciones. Era el 23 de julio.2

Me dijo “Howard, necesitamos ET. Lo necesitamos para el 1 de septiembre. ¿Lo puedes hacer?”
“Claro”, le respondí, “siempre y cuando lleguemos a un acuerdo adecuado.”
(Howard Scott Warshaw)

Eso le dejaba a Warshaw tan sólo cinco semanas y media para el desarrollo. El resultado fue un juego frustrante en el que el alien tenía que huir de varios peligros (agentes del gobierno vestidos a lo Insperctor Clouseau y científicos) mientras trata de construir el teléfono que le permita comunicarse con su gente. Y a mayores estaban los pozos. Dispersos por las pantallas había lugares, tremendamente complicados de esquivar, por donde ET se caía y desde donde se volvía muy complicado salir. Estos pozos concentraron las principales quejas, junto a unos gráficos primitivos – Warshaw decidió optar por peor prestación gráfica a cambio de un juego más variado, tal y como había hecho con En busca del arca perdida –, haciendo que el cartucho acabase siendo un completo fiasco, considerado a menudo como el peor juego de la historia.

Sí, tiene algunos problemas. Si hubiera tenido otra semana o dos para trabajar en él podría haber sido un juego mucho mejor. Pero para un esfuerzo de cinco semanas, que es lo que hubo – sobre 35 días para trabajar en él, incluyendo el diseño – es un juegazo.
(Howard Scot Warshaw)

Yar’s Revenge está valorado como uno de los mejores juegos de todos los tiempos. Y ET está valorado como uno de los peores de todos los tiempos. Eso significa que tengo el mayor rango que ningún diseñador de videojegos haya tenido nunca.
(Howard Scott Warshaw)

Lo que convierte a un mal juego en un mito

ET había sido un desastre comercial: las tremendas losas de los costes de la licencia y el escaso tiempo para el desarrollo habían tumbado la mas mínima esperanza de que el título fuese rentable. Sin embargo, posiblemente gracias a la publicidad y a la propia película de Spielberg, había vendido bastante bien, cerca de 2,5 millones de copias3, alcanzando el octavo puesto de los juegos más vendidos de la Atari 2600.

Pero otros tantos cartuchos habían sido devueltos de las tiendas y con ellos comenzó la leyenda de este juego. Alrededor de la decepción en las ventas y de estos juegos sin vender se fueron creando leyendas que perduraron a lo largo de treinta años. En aquella época Atari estaba envuelta en otro proyecto para poder reflotar las ventas, su siguiente consola, la Atari 5200. Por aquel entonces surgieron noticias de que la compañía estaba haciendo vertidos en un desierto de Nuevo México, presumiblemente para deshacerse del material sobrante de la 2600 que ya no podría vender una vez la siguiente consola estuviera en las tiendas.

De aquellas noticias surgieron los rumores del fatal destino de los cartuchos sobrantes de ET, que acabarían enterrados junto a otro material de la Atari 2600. La leyenda fue creciendo hasta decir que se habían producido más cartuchos que consolas (como ya hemos visto, ese honor corresponde a Pac-Man y no a ET), que fue el responsable de la caída de Atari (hubo muchos factores, que caerán en otros artículos) y el rumor más loco de todos: que los cartuchos sobrantes de ET fueron encerrados en un bunker y Howard Scott Warshaw, como castigo al fiasco, fue encerrado en otro durante una temporada.

Atari jamás desmintió ni confirmó ninguno de los rumores acerca de este juego. A lo largo de tres décadas las leyendas convirtieron a ET en un juego de culto, y alimentaron las especulaciones de miles de aficionados de todo el planeta. Hace unos años la información, certera o no, fluía por internet y el Angry Video Game Nerd recibía cientos de peticiones para que hiciese una review de este título, aunque se lo guardó para cotas más altas: está produciendo una película basándose en los rumores.

Todo quedó en una leyenda hasta que hace unas semanas Fuel Industries y Microsoft consiguieron el permiso necesario para levantar 4000 metros cuadrados del desierto de Alamogordo y descubrir si finalmente todas las copias sobrantes de ET acabaron enterradas. Bajo la atenta mirada del propio Howard Scott Warshaw, los arqueólogos se afanaron en el trabajo de la búsqueda del tesoro.

La leyenda resultó ser cierta.
La leyenda resultó ser cierta.

Y el 27 de abril se produjo una de las noticias más emocionantes de los últimos años para los aficionados a la historia de los videjuegos. En primer lugar apareció un mando de la Atari 2600 y unas pocas más tarde aparecerían los primeros cartuchos del juego, cerrando así uno de los capítulos más largos y curiosos de esta joven industria.

Bibliografía

  1. La cita de Kassar indica 25 millones, pero según la fuente el valor varía entre 20 y 25 millones de dólares. []
  2. En otras fuentes lo ponen en un 27 ó 28 de julio. []
  3. Según otras fuentes, las ventas fueron de 1,5 millones. []
  4. Sí, sé que citarme a mí mismo como fuente es muy cutre, pero es que las fuentes que usé para escribir aquel artículo en el Pozcas ahora no existen o ya no las encuentro. []

2 Replies to “ET”

    Genial. Solo le falta esto: Video de 9 minutos de gameplay, EXPLICANDO de qué va el juego.

    https://www.youtube.com/watch?v=_Bn192kSsMw

    Y para ser un juego de 5 semanas, aún les salió entretenidCOF COFFGH COFFGGHH… AGGh…

    Ejem… Genial tu artículo, repito XD

    Ahora, a ver si te atreves con un especial “Erotismo en las salas de juego: Videojuegos de destape”, desde el videojuego de strip-billar, pasando por las variantes de “destapar terreno” y demás…

    Que mira, no podríamos ver tetas en la tele, pero en las pantallas, por 25 Pts había imaginación… y píxeles… XD

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *