Spacewar!

Spacewar!

Determinar cuál fue el origen de los videojuegos es a menudo un tema de estudio en el que no hay un consenso general. Muchas fuentes lo sitúan a finales de los años cuarenta, cuando se patentó un sistema de entretenimiento basado en una pantalla de rayos catódicos. Otras acuden a la creación de una versión digital de Tic-Tac-Toe (tres en raya) en 1952 o el Tennis for Two ejecutado en un osciloscopio, creado en 1958.

Sin embargo la mayoría coinciden en que el concepto moderno de videojuegos nació en los laboratorios del Massachusetts Institute of Technology (más conocido por sus siglas, MIT), donde ya habían creado varios programas gráficos interactivos: Mouse in the Maze (de un ratón tratando de salir de un laberinto) y otro Tic-Tac-Toe. Todos ellos fueron creados entre 1959 y 1961, precediendo la llegada en 1962 del que para muchos es el primer videojuego con cierta importancia de la historia, Spacewar!

Seguir leyendo

Lakers VS Celtics and the NBA Playoffs

Retrovisión: Lakers VS Celtics and the NBA Playoffs

El baloncesto es el deporte que más me gusta como espectador, es un juego generalmente rápido, en el que a cada segundo puede suceder algo determinante y que si el marcador es igualado el factor de emoción es muy superior a otros deportes en marcadores o situaciones igualmente equilibrados. Sin embargo, como aficionado a los videojuegos, hay pocos títulos que me parezcan tan divertidos como presenciar un partido en televisión o, mejor aún, en el propio pabellón. Hay multitud de juegos basados en el deporte de la canasta, al menos dos nuevos al año gracias a las licencias de la NBA, pero a lo largo de toda la historia sólo tengo buenos recuerdos de tres de ellos1. Uno es el que protagoniza el retrovisión de hoy, el Lakers VS Celtics and the NBA Playoffs, que trataba de aprovechar el tirón que había por entonces de los enfrentamientos entre los magníficos equipos liderados por Magic Jhonson y Larry Bird.

Seguir leyendo

  1. No, ninguno de ellos es el NBA Jam, que aunque me parece un juego entretenido nunca me llegó a enganchar. []
Diógenes Digital

Diógenes Digital

Los que fuimos jóvenes aficionados a los videojuegos durante los años ochenta y noventa hemos aprendido a la fuerza dos grandes lecciones que nos siguieron durante toda la vida: que los punkarras con cresta nos quieren dar de leches1 y que no podemos tenerlo todo.

Lo primero con lo que aprendimos a convivir era que nuestros padres sólo nos comprarían una consola. Y lo segundo era que no podíamos andar teniendo juegos nuevos cada dos por tres: uno o dos al año y nos dábamos con un canto en los dientes. De esta forma surgieron por un lado las absurdas luchas de patio de recreo acerca de si es mejor la Megadrive o la Super Nintendo y por otro la envidia cuando un colega nos permitía echarle unos vicios a un juego o una consola que jamás podría llegar a nuestras manos.

Seguir leyendo

  1. Bueno, vale, puede que esto pase sólo en los Beat ’em up. []
Stacking

Stacking

Un juego protagonizado por muñecas matrioska, con aspecto de los años veinte o treinta, con grandes semejanzas con el cine mudo y su música; sin acción, sin grandes efectos, tan sólo puzzles… definitivamente pocas compañías fuera del mundo indie se atreverían hoy en día a siquiera plantearse desarrollar un juego así. Por suerte en Double Fine, la empresa de Tim Schaffer y creadores de juegos como Psychonauts o Brütal Legend, están lo suficientemente locos o fumados como para sacar adelante una apuesta tan arriesgada como esta.

Seguir leyendo

Rocket Knight Adventures

Retrovisión: Rocket Knight Adventures

Año 1991, Sonic sale a la venta de la mano de Sega para ser un juego estrella de la Mega Drive. El éxito fue abrumador e instantáneo, lo que llevó a la compañía a hacer varias secuelas y a comenzar a buscar el público pre-adolescente y adolescente en agresivas campañas marcadas por su espíritu malote (Genesis does what Nintendon’t o el mítico Canal Pirata Sega).

Otras compañías no tardarían en subirse al carro, tratando de igualar el éxito del carismático erizo azul con multitud de mascotas nacidas en los años noventa. El resultado fue irregular, con juegos bastante buenos frente a grandes fiascos, y nos brindaron personajes como James Pond, Bubsy, Cool Spot, Jazz Jackrabbit o Crash Bandicoot entre muchísimos otros.

De entre todas ellas, y exceptuando a Sonic, probablemente la más carismática y la de mejor juego fue Sparkster, la Zarigüella con armadura de Konami que protagonizó el juego Rocket Knight Adventures.

Seguir leyendo

Batman Arkham City

Batman Arkham City

A pesar de ser lector de cómics desde la infancia, nunca he sido un gran fan de Batman. Mi relación con el murciélago se resume a tres acontecimientos de mi niñez. Cuando era muy pequeño, mis hermanos mayores y yo no teníamos una paga, pero nuestro padre nos compraba un cómic a cada uno después de ir a la iglesia los domingos. Al principio eran mis hermanos quienes los escogían y para mí compraban uno de su gusto en lugar de buscar algo más apropiado para la edad que tenía por entonces. De esta forma cayó en mis manos el Batman: año uno editado en España por Ediciones Zinco.

El segundo hecho fue la aparición en televisión de la serie de los años sesenta protagonizada por Adam West. Recuerdo pasarme todas las tardes viendo aquella serie con escaladas de fachadas super cutres y diálogos delirantes en la televisión de Galicia. Hasta que surgió el tercer y último acontecimiento, el estreno de la película de Tim Burton, que borró de un plumazo la imagen televisiva de mi mente y marcó a toda una generación a finales de los ochenta.

Y, dejando de lado la serie de animación y las películas modernas, el personaje cayó casi en el olvido para mí durante muchos años, que concentré mi interés en otros cómics y aficiones. Hasta que, en 2009, surgió un juego que por fin hizo justicia a los superhéroes, generalmente vilipendiados en el mundo de las consolas. Aquel juego era el Batman Arkham Asylum.

Seguir leyendo

Pocket League Story

Pocket League Story

A lo largo de los años hemos disfrutado de numerosos títulos de simulación o gestión futbolística, títulos de la talla de los manidos FIFA o PES, los clásicos PC Fútbol de Dinamic Multimedia o el mítico Striker. Pocket League Story no tiene apenas nada que ver con ellos salvo, obviamente, la temática del deporte rey.

De la mano de Kairosoft, los creadores del Game Dev Story, nos pondremos a gestionar un equipo de fútbol desde sus inicios en la liga local para ir ascendiendo poco a poco hasta llegar a ser un equipo de nivel internacional. Todo ello con la pixelada magia y la resultona fórmula de la que hacen gala todos los juegos de esta compañía.

Seguir leyendo

2011 en videojuegos

2011 en videojuegos

No me gusta hablar de noticias en este blog. Hoy en día se producen acontecimientos a patadas en este sector, muchas interesantes, otras son chorradas y la mayoría no deberían ser calificadas como “noticias” aunque así lo clasifiquen muchos medios. Publicar una decena de entradas a la semana comentando estos eventos requiere de un tiempo mucho mayor del que estoy dispuesto a gastar y prefiero emplearlo en ganarme el pan o jugar a los juegos de los que hablo. Además hay cientos de páginas que sí lo hacen y que nos mantienen informados mil veces mejor de lo que yo sería capaz de hacer.

Por eso esta entrada, al igual que todas las anteriores, no se trata de ninguna noticia del sector. Pero sí entrará a comentar algunos de los hechos más importantes que se han dado en el mundillo de los videojuegos en este año que hoy se cierra. Son los acontecimientos que soy capaz de recordar y que por tanto más me han llamado la atención, seguramente tú coincidas en algunos de ellos y puedas aportar otros igualmente interesantes. Te invito a que dejes tus comentarios.

Seguir leyendo

Sonic the Hedgehog 8 bits

Retrovisión: Sonic the Hedgehog 8 bits

Todos los aficionados a videojuegos tenemos ese par de títulos que nos podemos jugar casi con los ojos cerrados. Nos los sabemos de arriba a abajo, conocemos casi todos sus secretos y los volvemos a jugar de vez en cuando para desestresarnos o para comprobar que no hemos perdido el toque. Generalmente son de los primeros juegos a los que tenemos oportunidad de jugar y desde entonces les guardamos un cariño muy especial.

Para mí esos juegos son Monkey Island y Sonic the Hedgehog de la Game Gear. La portátil comepilas de Sega fue la primera consola que tuve y marcó mi pasado seguero1, e incluía el juego del erizo azul en la caja.

Seguir leyendo

  1. A pesar de que fue la única máquina de la compañía que tuve hasta que me hice con una Dreamcast y una Master System de segunda mano hace cuatro años []